Alan Moore – El Mago de los Comics

Hoy os voy a acercar a un genio del panorama comiquero. A un guionista que es capaz de sumar casi la misma cantidad de seguidores que de detractores. Es un mago. Es un chamán. Políticamente se define como anarquista, tal como su personaje de su obra más personal, y para algunos, entre los que me incluyo, su mejor obra, que no es otra que V, de vendetta. Efectivamente, estamos hablando de Alan Moore.

Alan Moore nació en Northampton en 1953. Empezó en la industria comiquera a finales de los 70, despues de ser expulsado del colegio. Despues de varios años en diferentes trabajos, empezó a dibujar en un periódico local. Pero abandonó temprano la actividad dibujera pasando a ser exclusivamente guionista. Como casi todos los guionistas británicos empezaron publicando en la famosa revista 2000AD y su primer trabajo aquí fueron varias historias cortas para Judge Dredd (Juez Dredd en España). A su vez en esta época empezó a publicar paralelamente en la filial británica de Marvel (Marvel UK) historias junto a Alan Davis para Capitan Britania. En 1983 hizo el salto americano de la mano de DC Comics que estaban impresionados por el trabajo del británico. Aqui le encomendaron revitalizar una obra que estaba destinada a la cancelación, Swamp Thing (La Cosa del Pantano). Como no tenía nada que perder, puesto que debido a las pocas ventas, esta serie iba a ser cancelada, Moore la cogio como terreno de experimentación y deconstruyó al personaje y lo reimaginó convirtiendo una serie de monstruos en un alegato medioambiental y en un terreno en el que recuperar varios personajes “mágicos” que la editorial tenia practicamente olvidados y que a partir de aquí “renacieron” con mucha más vitalidad”  El Espectro, Deadman…. Como anécdota apuntar que en esta colección se introdujo al personaje John  Constantine que debido al éxito, no tardó en tener su propia colección. Hellblazer, una de las colecciones del sello Vertigo más longevas.

Despues de esta etapa tan exitosa en cuanto a criticas y ventas, y para resumir, llegaron las publicaciones más conocidas de Alan Moore, Watchmen, V de Vendetta incluso una genial historia de Batman, The Killing Joke (La Broma Asesina)con lápices de Brian Bolland. O Algunas de las mejores historias de Superman, El hombre que lo tiene todo, o ¿Qué pasó con el Hombre de Mañana?. Despues de esto tuvo unas fuertes desavenencias con la editorial por temas de derechos de autor y rompió su relación con DC Comics en 1989, arrastrando tambien a otros guionistas de “peso” como Howard Chaykin o el mismisimo Frank Miller pasando a publicar en diversos sellos independientes, alejándose asi del mainstream. Parece ser que la poderosa editorial no les abonó (a Moore ni a Gibbons) ningún derecho de autor por el merchandasing generado por Watchmen, a lo que la editorial alegaba que era “material de promoción”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta etapa alejado del panorama comiquero convencional, publicó obras como From Hell junto al dibujante Eddie Campbell, obra ésta que tardó años en terminar debido a lo complejo y enrevesado de su argumento.

En los 90 y de la mano de Jim Lee retomó su carrera comiquera más comercial, aceptando trabajos que fueron publicados en la editorial Wildstorm, tales como Supreme, WildCats…etc. Enseguida creo en esta editorial el sello ABC (America´s Bests Comics) un sello sobre el que se aseguró tener el control absoluto de su obra, preveyendo futuras injerencias editoriales. Fue aquí en ABC donde publicaria paralelamente varias de sus últimas obras. Top Ten, Tom Strong, Promethea, The Legue of Extraordinary Gentlemen… Pero paradójicamente, Jim Lee vendió Wildstorm a DC Comics, viendose de nuevo trabajando para la editorial dónde tuvo en el pasado sus desavenencias más importantes. Cosas de la vida.

En el 2003 y cumpliendo su promesa de retirarse antes de cumplir los 50 deja de publicar comics aunque de vez en cuando acepta algún trabajillo “alimenticio” de tipo más literario.

Como curiosidad, cuentan que vive, en la actualidad en su casa natal de Northhampton separado de mutuo acuerdo de su mujer e hijas ocupando su tiempo en su conocida afición del estudio de la magia. Se ha automarginado de la sociedad y es practicamente inaccesible a fans o periodistas. Menudo personaje.

El legado que nos ha dejado por suerte es bastante amplio. En palabras de la Editorial Dolmen que ha publicado el mejor estudio sobre este genial escritor en lengua española, Alan Moore, la Autopsia del Héroe,  “Nos ha dejado a su paso un reguero de clásicos, pero tambien un reguero de cadáveres que reconocer: porque por encima de todo tópico, el pulso narrativo de Moore funciona como un despiadado escalpelo capaz de extender informes forenses sobre la muerte del héroe tradicional, y con ellos, de responder con precisión a algunas de las preguntas críticas de nuestro tiempo”.

Entre sus logros hay que destacar la innovación en sus guiones. Ha introducido elementos literarios y narrativos en sus cómics que luego han sido aprovechados por multidud de guionistas. Por ejemplo, paralelismos entre textos y dibujos, intercontextualización de elementos, en principio ajenos a la historia, creando así una especie de conjunto sobrecargado que los detractores dicen que se usa para disimular una carencia narrativa, cuando es precisamente todo lo contrario. Aporta una riqueza al conjunto de la obra dificil de igualar por cualquier otro guionista.

Ha cogido y ha destruido completamente todos los arquetipos del genero superheroico para crearlos de nuevo, bajo su particular prisma. En fin, y para resumir, se puede decir que es uno de los mejores guionistas de los ultimos 30 años, sin ningún genero de dudas.

Bueno, lo dejamos por aqui, con mi fime promesa de ir reseñando alguna de sus obras en futuros posts en el blog. Espero que os haya gustado. ¿Conociais al autor? ¿Conociais algunas de sus obras?

Anuncios